“Renovación de espacios laborales, para cumplir con las nuevas pautas de salubridad”

12.08.2020

Los espacios laborales están cambiando y renovándose para que eventualmente, cuando las autoridades nacionales lo dispongan, se pueda volver a los centros de trabajo, conservando las reglas de salubridad y seguridad impuestas para la nueva normalidad.

Si bien hay muchas empresas que están evaluando la opción de continuar de manera permanente con la modalidad de trabajo a distancia como forma de trabajo, hay otras empresas que necesitan tener a la mayoría de sus empleados dentro de un mismo centro laboral, para poder trabajar adecuadamente y evitar confusiones, o porque simplemente todas las actividades de la empresa requieren ser realizadas dentro del mismo edificio.

En estas nuevas circunstancias que nos toca vivir, la premisa principal para el diseño de mobiliario corporativo, es mantener la seguridad de los trabajadores, por ejemplo manteniendo la distancia de al menos de 2 metros entre personas, mediante mamparas que separen los espacios de trabajo. A su vez se buscaran utilizar materiales que puedan ser higienizados diariamente, evitando las rugosidades y los bajos relieves, para que la superficie sea más fácil de limpiar.

Por otro lado, en las áreas comunes, se deberá prestar especial atención a la cantidad de personas que pueden estar y como están dispuestos los distintos elementos de mobiliario para que faciliten el acceso y circulación dentro del espacio, impidiendo la aglomeración de personas en ciertos sectores, como por ejemplo los pasillos.

En ese sentido ya existen referencias en cuanto a como están organizados los espacios para que las personas puedan circular correctamente, como por ejemplo los hospitales, aunque sin embargo en algunos casos puntuales existen ciertas fallas, como por ejemplo las salas de espera en donde se dejan habilitados solo los asientos de los extremos (al clausurar los asientos del medio de la fila, se mantendrían los dos metros de distancia), sin embargo esos asientos de los extremos de la fila, son los que están del lado de los pasillos, por lo cual las personas sentadas están cerca de todas las personas que circulan por el angosto pasillo, de manera que no se cumpliría del todo la distancia social.

Otra gran premisa a tener en cuenta es no perder la interacción entre los distintos actores laborales, ya que si bien hay que mantener el distanciamiento, también hay que mantener el contacto e interacción laboral para poder trabajar en conjunto.

Durante los últimos años siempre se busco generar espacios de trabajo que sean más amigables con los trabajadores para aumentar la productividad, como por ejemplo los espacios luminosos, y la incorporación de plantas dentro de la oficina. Sin embargo en esta nueva época, lo primero que se va a tener en cuenta a hora de diseñar el mobiliario corporativo va a ser la seguridad de todos los trabajadores, para que se pueda seguir trabajando dentro del mismo espacio laboral.




NEWSLETTER