“El diseño como herramienta para agregar valor a un producto”

05.02.2020

El diseño industrial, es una gran herramienta para crear valor agregado a un producto, generando que el resultado final, destaque por su estética y optima funcionalidad. El valor agregado es lo que se considera como una característica "extra" del producto, que ayuda a generar una mejor percepción del producto ante los ojos del consumidor.

Es por esto que el diseño industrial puede agregar valor a un producto, desde la parte estética y la parte funcional, generando una mejora en el uso del producto, o simplemente acortando los pasos de la secuencia de uso que el usuario deberá realizar para utilizarlo, a su vez también es importante el valor que el diseño puede sumar al packaging, ya que este va a ser uno de los primeros contactos que el consumidor va a tener con el producto, entre otras múltiples opciones en las cuales el diseño puede sumar valor.

El valor agregado que el diseño genere en el producto se va a poder traducir con mayor facilidad en un valor económico para la marca, ya que va a ser ese "extra", como diferencial, que potencia al producto haciendo que este destaque.

Si bien el diseño muchas veces se considera erróneamente como algo simplemente estético, la realidad, es que el diseño industrial puede aportar valor desde ambos aspectos, desde lo visual y estético, hasta la parte puramente funcional del producto, generando un diseño con una morfología que acompañe la función, y que este pensado de manera racional.



NEWSLETTER